Asanas para apertura de pecho

¡Buenos días! 🙂

Fin de semana, día de desconexión, relax y tiempo para uno mismo…

Hoy en día llevamos un ritmo de vida cada vez más acelerado. Nos marcamos metas tan ambiciosas que acaban por ahogarnos, y nos exigimos hasta llegar a unos niveles de estrés que ocasionan problemas emocionales y físicos, que se manifiestan en forma de dolor y tensión en la espalda, hombros, lumbares, cuello, y finalmente en una mala postura corporal. Vamos adquiriendo como propia una postura cada vez más cerrada y encorvada, que nos oprime el pecho y en ocasiones nos dificulta el poder tener una respiración amplia y fluida.

Hoy me gustaría hablar de los beneficios que el Yoga puede aportar en este sentido a nuestro día a día.

El Yoga es una disciplina que además de aportar bienestar físico y mental, se centra en las energías de nuestro cuerpo y sus centros energéticos: los chakras.

En el centro de nuestro pecho reside el chakra Anahata o el chakra del corazón. Cuando se produce un bloqueo y se cierra, se tiende a sufrir dificultades para expresar los sentimientos, surge la ansiedad y todos aquellos sentimientos que se reprimen.

La apertura del pecho simboliza la apertura del corazón y el desbloqueo de esa zona tan importante.

Abrir el pecho y su zona energética aporta múltiples beneficios:

-Ayuda a tonificar la columna vertebral y adquirir una buena postura
Incrementa la capacidad de respiración de los pulmones
Alivia la tensión en la espalda y la rigidez de los hombros
Mejora el estado de ánimo

Existen muchísimas asanas que nos ayudan a abrir el pecho o corazón. Hoy te traigo una serie de posturas que si se mantienen durante varios minutos estimulan el chakra Anahata y ayudan a abrir el pecho, aliviando el estrés, la tensión y el dolor de esta zona.

Antes de empezar, recuerda siempre hacer primero una relajación, y calentar el cuerpo.

¡Espero que lo disfrutes! 😉

Postura ecuestre – Ashwa Sanchalanasana

Con las palmas en el suelo, inspirando, estira la pierna izquierda hacia atrás, clavando la rodilla en el suelo y dobla la rodilla derecha intentando no mover el pie. Levanta los brazos hacia arriba en paralelo y junta las palmas de las manos inclinando suavemente la columna hacia atrás. 

Esta postura estira, fortalece y flexibiliza los músculos de las piernas, a la vez que alarga los órganos abdominales.

Postura del camello – Ustrasana

Arrodíllate sobre el suelo, con las rodillas abiertas al ancho de tus caderas. Estira las caderas hacia delante, eleva el pecho hacia el cielo, lleva los hombros hacia atrás y apoya tus manos en los talones, llevando la cabeza hacia atrás. 

Esta asana aporta flexibilidad, fortalece los músculos de las piernas, el abdomen y la espalda, y además, nos ayuda a respirar mejor y a dejar fluir nuestras emociones.

Postura del pez – Matsyasana

Túmbate boca arriba y coloca las manos boca abajo debajo de los glúteos. Busca llevar el pecho hacia arriba y los hombros y omóplatos hacia abajo. Trata de mantener las piernas y los antebrazos pagados al suelo mientras echas la cabeza hacia atrás.

Esta postura estira el cuello, aumenta la capacidad pulmonar y nos ayuda a estirar la espalda.

Postura de la cigarra – Salabhasana

Túmbate boca abajo con los brazos a ambos lados del cuerpo y las palmas de las manos hacia arriba. Inspirando, levanta la cabeza, el pecho y las piernas del suelo. Levanta los brazos en paralelo del cuerpo y respira con normalidad. Suelta la posición dejando salir el aire al bajar de nuevo las extremidades al suelo.

Salabhasana aumenta la flexibilidad de la columna, fortalece glúteos, espalda y piernas, y aporta confianza y energía.

La esfinge – Salamba Bhujangasana

Tumbada boca abajo, junta los pies y lleva las palmas de las manos una a cada lado de tu pecho, pegando los codos al cuerpo. Inspirando, eleva el tronco y apóyate sobre tus antebrazos. En esta postura el peso del cuerpo se reparte entre las caderas, que se encuentran apoyadas en el suelo, y los antebrazos.

La cobra – Bhujangasana

Desde la posición de la esfinge, estira los brazos para extender más la columna.  Pon intención en que la pelvis siga apoyada en el suelo. Trata de mantener la posición con la fuerza de las piernas y relaja todo lo que puedas los hombros.

Estas asanas estimulan los órganos abdominales, alivian el estrés y los dolores de espalda y ayudan a flexibilizar la columna.

Postura del puente – Setubandhasana

Comienza boca arriba con las rodillas dobladas, los pies separados al ancho de tus caderas y los brazos a cada lado del cuerpo. Exhalando, levanta las caderas del suelo con la ayuda de los músculos de tu abdomen, las nalgas y la pelvis. 

Esta sencilla postura fortalece las piernas y da flexibilidad a la columna y los hombros, a la vez que abre el pecho.

Postura del arco – Dhanurasana

Túmbate boca abajo sobre el mat con los brazos estirados a los lados y las piernas separadas a la anchura de los hombros. Dobla una pierna, acerca el talón a los glúteos y cógela con la mano de ese mismo lado. Haz lo mismo con el otro lado y estira piernas y brazos. Mira al frente mientras mantienes la posición.

Esta asana ayuda a flexibilizar la columna y mantenerla sana, tonifica los glúteos, pectorales y hombros, y aumenta la capacidad pulmonar, lo que ayuda a reducir el estrés.

Finalmente, para cerrar la sesión, te animo a que te relajes en Savasana durante unos diez minutos y aproveches ese rato para analizar cómo te sientes y soltar tu respiración. Algunas de estas posturas pueden resultarte más difíciles que otras, pero recuerda que no tienes que forzar tu cuerpo ni llevarlo al límite. Intenta centrar a atención en qué te hace sentir cada una de ellas. Con la práctica el cuerpo se irá haciendo cada vez más flexible, y te costará menos mantener cada asana y gozar de ella.

Espero que pongáis en práctica estos ejercicios que nos pueden ayudar a abrir el pecho y el corazón 🙂

Om Shanti

¡Que tengáis un feliz final de semana y disfrutéis!

Tan

Participa en la conversación

4 comentarios

    1. Muchas gracias Ner! Próximamente publicaré más info sobre cómo abrir cada uno de los chakras, de momento puedes leer el último post del blog si te interesa el tema. Un abrazo grande 🙂

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: